Los sindicatos advierten de la "falta de plantilla" de prisiones ante la apertura de Centro de Inserción Social

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

 

Las secciones sindicales del Centro Penitenciario de Almería APFP, Acaip-UGT, CSIF y CCOO han exigido una revisión de la relación de puestos de trabajo en la prisión de El Acebuche que contemple “más funcionarios” para el Centro de Inserción Social (CIS) de El Puche, en Almería, ante su próxima apertura, dado que albergará a unos 200 internos en régimen abierto.

Se trata de una cifra, la de los dos centenares de internos a los que se refieren los sindicatos, que según la dirección del centro penitenciario de Almería “está muy alejada de la realidad”, puesto que serán unos 37 internos los que a partir del próximo día 11 de septiembre ocuparán las nuevas instalaciones del CIS, como ha avanzado a Diario de Almería el propio director, Miguel Ángel de la Cruz.

En un comunicado conjunto, las organizaciones sindicales han apuntado que la Administración penitenciara debe velar por que los establecimientos estén dotados con “los medios materiales y personales necesarios, que aseguren el mantenimiento, desarrollo y cumplimiento de sus funciones”.

Los representantes de los funcionarios han solicitado la ampliación “urgente” de la plantilla ante los “indicios de la inminente apertura” frente a los “apaños” que, según han indicado, la dirección del centro penitenciario “se dedica a hacer con los funcionarios” para “cubrir estas plazas”.

Ante estas afirmaciones, el director de El Acebuche insiste en que él no es quien decide ampliar o no la plantilla de funcionarios del centro. Y argumenta que “pese a estar la gestión dividida en dos espacios diferentes, el CIS y la Prisión El Acebuche, en realidad estamos hablando del mismo número de internos”. De la Cruz explica que los 37 internos de tercer grado a los que se dará traslado de El Acebuche al CIS el próximo día 11 de septiembre dejarán el espacio vacío en la prisión para ocupar el espacio del nuevo edificio, que es donde verdaderamente tienen que estar este tipo de internos”.

Para los sindicatos, “es imposible sacar de donde ya no hay” ante la “actual deficiencia de personal del centro penitenciario de Almería”, que presenta “un déficit de 43 puestos sin cubrir” al que se añade la “necesidad de al menos otros 37 efectivos de plantilla para el normal funcionamiento de estructuras semejantes ya funcionando en otras localizaciones”, según han contabilizado.

En esta línea, han criticado que se haya decidido abrir las infraestructuras “sin aumento de personas, haciendo caso omiso a cualquier recomendación de los representantes” sindicales y bajo una “absoluta irresponsabilidad” por parte de los gestores penitenciarios tras una “breve visita veraniega” a Almería por parte del subdirector general de Recursos Humanos.

Estas críticas las hacen los sindicatos después de haberse reunido recientemente con el subdirector general de Prisiones, que se desplazó hasta Almería precisamente para explicar a los representantes de las distintas formaciones sindicales el proceso en el que actualmente está inmersa la Prisión El Acebuche y al igual que el resto de prisiones de toda España, respecto a la ampliación de las plantillas.

"El Centro Penitenciario de Almería gana siete funcionarios"

Como avanzó a este periódico Miguel Ángel de la Cruz, “actualmente está en la última fase ya el proceso de traslados de funcionarios, por lo que está previsto que antes de Navidad cada uno ya esté ocupando el lugar donde haya sido destinado. Ante esto, y con las cifras ya en la mano, puedo decir que la prisión de Almería gana dos funcionarios, a los que además hay que añadir otros cinco funcionarios en prácticas que llegarán en los próximos meses, como así se ha comprometido la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias”.

Las secciones sindicales, sin embargo, continúan criticando la “absoluta irresponsabilidad” existente desde la dirección del centro tanto en su gestión como a la hora de “transmitir a la Secretaria General sus necesidades reales” para actualizar la relación de puestos de trabajo más cuando se suma la apertura de un Centro de Inserción Social”.

De la Cruz insiste en que el personal necesario para la apertura y puesta en marcha del CIS es de quince funcionarios, que se dividirán los turnos de trabajo de tal forma que únicamente trabajen dos funcionarios por día en las instalaciones.

"Incapacidad de gestión"

Para las secciones sindicales la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias “ha venido demostrando su incapacidad de gestión con esta infraestructura necesaria, cuyo coste superó los nueve millones de euros y la fecha de finalización de construcción data de septiembre de 2013, pero cuya entrega se produjo el 20 de marzo de 2019 generando, durante este periodo de tiempo sin actividad, unos gastos de mantenimiento anuales de 100.000 euros”, según han apuntado en el comunicado que han enviado a los medios de comunicación.

Según los representantes de los funcionarios, el centro ‘Manuel Pérez Ortega’ se encuentra dotado de medios materiales a la vez que ya se han firmado los contratos necesarios de mantenimiento y suministros, estos últimos con plazos de inicio de ejecución en marzo del 2019, aún sin actividad, por lo que “continuamos aumentando el gasto de un centro que es necesario pero que a fecha de hoy continúa sin actividad, salvo el traslado del SGPMA”. “Y todo esto debido a la nefasta planificación del inicio de actividad de este centro que los gestores han sido tan diligentes a la hora de dotar de material y suministros, pero que aún se encuentra sin dotación del personal necesario para poder entrar en funcionamiento pese a que lleva más de seis años finalizada la obra y más de un año programando su apertura”, han ironizado.

Información adicional