La APFP ha denunciado otro intento de agresión contra una funcionaria en el Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla, este miércoles. Según el sindicato, este tipo de incidentes “es habitual” en este centro, “sin que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ni el Ministerio de Interior pongan soluciones a la gravedad de estos hechos”.

Los hechos tuvieron lugar a las 13.15 horas, cuando la funcionaria pidió al interno que entrara al comedor para proceder al reparto de medicación, y éste se opuso llegando a amenazar con la mano a la trabajadora con intención de pegarle, entre gritos.

Ante la intervención de otros funcionarios, el interno se calmó y accedió a entrar. Sin embargo, “de repente sufre un nuevo cambio de actitud y de manera inesperada agarró del cuello a otro interno agresivamente y con intención de asfixiarlo”.

Los funcionarios allí presentes consiguieron reducir al interno. “Este tipo de sucesos son habituales en los dos únicos Psiquiátricos Penitenciarios que hay en España, ya que todos los internos son enfermos mentales y los cambios de personalidad se dan frecuentemente”.

Falta personal, formación y una infraestructura adecuada

El sindicato denuncia “falta de personal y de formación específica y una nefasta infraestructura de los edificios. Es necesario que se produzca de manera urgente, una reclasificación de ambos Psiquiátricos Penitenciarios, que refleje el sobreesfuerzo, la peligrosidad y la especial dificultad que conlleva la realización de las tareas propias de nuestro trabajo en un entorno oficialmente calificado como especial, dotarlos de más personal y más formación”, dice el sindicato.

Este miércoles, la sección de APFP en Asturias presentó un escrito ante la delegada del Gobierno en el Principado para que medie ante la Secretaría de Instituciones Penitenciarias y reclame más personal. La organización recuerda que la edad media de funcionarios es elevada y hay un alto porcentaje de posibles jubilaciones, lo que comprometería la seguridad en las cárceles.

“Desde APFP consideramos que por parte de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias se está tratando de restar importancia, desmentir y ocultar las agresiones que sufren los trabajadores penitenciarios aunque haya informes médicos emitidos y lesiones, con tal de no atender las mejoras económicas y laborales justas que demandamos y que fueron prometidas por el PSOE cuando estaba en la oposición”, critica este sindicato.